MUESTRA TEMPORAL MGP | FANTASMA SUCIO | CURADORES JUAN MARTÍN – JUARES GUSTAVO PIÑERO


CURADORES
Juan Martín Juares
Gustavo Piñero

ARTISTAS
Marisa Rossini /Tucumán
Yazmín Sirur Kaindl /Cba.
Nacha Vollenweider /Cba.
Natalia Homes /Cba.
Marina Ercole /Cba.
Cho Bracamonte /Cba.
Santiago Rey /Bs.As.
Carlos Aguirre /Rosario
Lihue Pumilla /La Pampa
Tamara Villoslada /Uruguay
Cuqui /Cba.
Juan Reos /Bs.As.
Mario Scorzelli /Bs.As.
Soledad González /Cba.
Juan Suarez /Cba.
Irana Douer /Bs.As.
Marcos Figueroa /Tucumán
Guillermo Mena /Cba.
Mónica Heller /Bs.As.
Mauricio Cerbellera /Cba.

MINI-CONTEMPORÁNEO /MODOPRINT
Coordina: Julieta Ramírez Cosulich
Artistas ModoPrint: Mateo Argüello Pitt, Pablo Peisino, Cuqui, Natalia Homes, Cecilia Candia, Juan Martín Juares, Cotelito.


SOBRE LA MUESTRA
La relación entre fantasmas y obras de arte siempre estuvo presente en el imaginario popular, espectros atrapados en pinturas, apariciones fantasmales en antiguos museos y teatros.
Esta analogía permite dimensionar la infinitud de la imaginación humana que permanentemente amplía los límites de la percepción.
¿Existe un límite en la construcción de universos ficticios?
La acción de dibujar está ligada a la urgencia de plasmar pensamientos y observaciones del entorno cotidiano, a veces amable, hostil, contaminado o injusto. Es un acto político-vandálico. Estos procesos creativos espontáneos conectan con la esencia humana y conducen a prácticas de dibujo ampliado y subversivo (subversivo como concepto antónimo de lo disciplinado), tensionando el carácter utilitarista-academicista-esteticista del lenguaje gráfico.
Estas experiencias y procesos a través del dibujo ayudan a reconstruir la unidad con el universo invisible, lastimosamente olvidada en la vorágine de la vida actual. Sosteniendo inútilmente la ambiciosa responsabilidad de volver a creer en arte y fantasmas.


SOBRE MINI-CONTEMPORANEO EN MODO PRINT
Edición de grabados en pequeño formato / 2019.
La propuesta consiste en un trabajo colectivo con dinámica de Taller Gráfico, incluye la selección de técnicas específicas del grabado adecuadas a la imagen de los artistas invitados. Nuestro objetivo es retomar lo laborioso y artesanal, recuperando la condición de portabilidad en el arte contemporáneo. El proyecto de edición de grabados en pequeño formato generará un archivo de producción inédita y representativa de una generación de artistas contemporáneos locales, no existe hasta el momento una recopilación con estas características.
Pensamos a “MINI-CONTEMPORANEO EN MODO PRINT” con alto valor de registro histórico.



I. TEXTO CURATORIAL
LA DIFUSA SILUETA DEL FANTASMA
(Por Juan Martín Juares)

“En el Museo cuentan que la niña, pintada por el mismo Genaro Pérez, durante el día reposa en su lienzo y que han notado la ausencia de la imagen durante algunas noches.
¿A dónde irá? Pocos se han atrevido a tratar de contestar esta pregunta, pero varias personas que trabajan en el lugar también contaron haber visto a otra niña, con atuendos de principio de siglo, sentada sobre la escalera”.

(Diario Día a Día, Córdoba, 12/01/2015)

La relación entre fantasmas y obras de arte siempre estuvo presente en el imaginario popular, espectros atrapados en pinturas, apariciones fantasmales en antiguos museos y teatros. Fenómeno justificado en la necesidad de trascender la vida común y ordinaria para adentrarse en territorios extraños.
Esta analogía permite dimensionar la infinitud de la imaginación humana que permanentemente amplía los límites de la percepción.

Según Paul Klee el artista debe integrarse a las fuerzas de la naturaleza para generar nuevas realidades y convertirse en un médium que viaja por mundos ocultos. De acuerdo a la psicología freudiana, el artista crea otra realidad porque no se resigna a abandonar la satisfacción de las fantasías y los deseos eróticos, pero siempre retorna al mundo real.
Ambas interpretaciones coinciden en la disconformidad con el mundo y la búsqueda de otra dimensión alternativa.
Tanto el arte como los fantasmas mienten y ese engaño permite construcciones imaginarias más allá de lo visible y palpable.
¿Existe un límite en la construcción de universos ficticios?
Cuando participamos en alguna experiencia estética, como cine, teatro o pintura, aceptamos gustosos el juego de simulación porque comprendemos que esa ficción amplia y complejiza la representación del mundo, lo enriquece.

Experiencias de dibujantes divergentes.
La acción de dibujar está ligada a la urgencia de plasmar pensamientos y observaciones del entorno cotidiano, a veces amable, hostil, contaminado o injusto. Es un acto político-vandálico. Estos procesos creativos espontáneos conectan con la esencia humana y conducen a prácticas de dibujo ampliado y subversivo (subversivo como concepto antónimo de lo disciplinado), tensionando el carácter utilitarista-academicista-esteticista del lenguaje gráfico.
La propuesta de esta exposición es un recorte cuidado y pretencioso (por qué no caprichoso) de artistas contemporáneos que sostiene una práctica expandida de dibujo en diferentes provincias del país: Santa Fe, Buenos Aires, Tucumán y Córdoba.
Dialogan en un recorrido espacial y diseño curatorial organizado en base a tópicos como: sexualidad – género, representación – cuerpo, relato – poesía, deformidades – bellezas absurdas, naturaleza – muerte, auto referencialidad – comunidad.
Particularmente pienso que estas experiencias y procesos a través del dibujo ayudan a reconstruir la unidad con el universo invisible, lastimosamente olvidada en la vorágine de la vida actual. Sosteniendo inútilmente la ambiciosa responsabilidad de volver a creer en arte y fantasmas.


II. TEXTO CURATORIAL

FANTASMA SUCIO – EXPERIENCIAS DE DIBUJO EXPANDIDO
(Por Gustavo Piñero)

Todo está muy oscuro, tenemos que forzar la vista y al hacerlo, empezamos a ver siluetas, formas.
Tomar una hoja en blanco y empezar a trazar líneas es hacer visible una ausencia, que a la vez va a dialogar con el espacio en donde se manifiesta. Lo opuesto a una idea cerrada o preconcebida, porque el dibujo como práctica es encontrarse con lo que aparece. O desaparece.
Dice John Berger en su libro Sobre el dibujo:
´Dibujar es ese movimiento continuo, ese constante avanzar y retroceder, entrar y salir. Dejarse transportar también implica que tenemos que adaptarnos a la corriente. Sumergirnos en el momento adecuado, respirar cuando corresponda y volver a sumergirnos´.
¿Y si el soporte, el papel blanco, la tela o una pared fueran como la superficie de un río?

Por momentos se asoma lo que hay abajo, por momentos es espuma, por momentos enormes rayas se arremolinan.
¿Lo que aparece? Un sobreviviente.
En esta muestra presentamos diferentes enfoques sobre el lenguaje del dibujo: artistas que expanden la práctica abarcando el espacio, el cuerpo como soporte, la línea como trinchera feminista, el espacio como lugar habitado, el dibujo como acción comunitaria.
Al hacer visible una ausencia, ¿qué pasa si ésta se manifiesta de una manera inesperada, un accidente que genera un resultado diferente? Una invocación que resulta una presencia que nos interpela.
Pero por más esfuerzo que hagamos para manejarlo, el dibujo, como un fantasma sucio, se presenta solo, y vuelve para mostrarnos que somos, al igual que él, un proceso inacabado.


SOBRE LOS CURADORES

Juan Martín Juares nació en Córdoba en 1976. Artista visual, docente y curador independiente. Lic. en Pintura (UNC) y Dibujante publicitario (Esc. L. E. Spilimbergo). Formó parte de Grup00, conjunto de artistas auto-gestionados. Actualmente coordina Mini-contemporáneo. Participó en exposiciones en Argentina, Holanda, Londres y N.Y. Se desempeña como docente adscripto en la Cátedra de Dibujo III (UNC). Recibió el “1er. Premio Ciudad de Córdoba 2009”, “1er Premio Banco de Córdoba 2013”, “3er Premio Salón Nacional 2016”, “1er. Premio Salón Rio Cuarto 2019”.


Gustavo Piñero es artista visual y curador. Realizo muchas exposiciones, siendo la última individual No Matarás en la galería El Gran Vidrio. Fue curador general de la feria Mercado de Arte en las ediciones 2015 y 2016, y del Museo Genaro Pérez entre el 2017 y el 2019. Actualmente está curando una muestra, León Ferrari – una luz que enceguece, en el Museo Genaro Pérez. Como artista está trabajando en un proyecto sobre apropiación de obra y diálogos en el tiempo. Su obra está representada en colecciones públicas y privadas, como el Centro de Arte Contemporáneo, del Museo Caraffa, del Museo Nacional de Bellas Artes, entre otras.