OTRAS LECTURAS//MIRANDO LA COLECCIÓN

El proyecto OTRAS LECTURAS está destinado al trabajo sobre la colección permanente del Museo con el fin de desarrollar un proceso de resignificación sobre el patrimonio de la colección.

Partiendo de la producción de pequeñas muestras rotativas, cuyo guión curatorial estará basado en las temáticas o disciplinas artísticas, podrá realizarse una lectura diferente de la historia del arte de Córdoba.

OTRAS LECTURAS será abordado desde el conocimiento, la investigación y la documentación de la colección. Permitirá además de un importante trabajo pedagógico como oferta de servicio hacia la sociedad así como la detección de los baches estilísticos o de autoría que la colección presenta, para completarlos o documentarlos hacia futuro.

Roberto Juan Viola”

Obras de la colección del Museo. Curadores: Cristina Agüed, Omar Olivera, Alejandro Nazrala, Eduardo Livadioti.

Roberto Juan Viola, artista en el mas amplio sentido de la palabra, fue pintor, escultor, grabador, dibujante, propulsor de las artes y la cultura. Argentino; nació en San Cristóbal, provincia de Santa Fe, el 28 de Noviembre de 1907. Vivió en Córdoba y en Buenos Aires.

Desde muy pequeño se radicó en la Provincia de Córdoba y estudió en la Academia Provincial de Bellas Artes, donde fue alumno de Emiliano Gómez Clara. Destacándose en cursos de pintura y escultura, gana por concurso una beca de tres años para perfeccionarse en Europa. Desde 1932 hasta 1935 permanece en el viejo mundo donde se embebe de las corrientes plásticas y culturales. Estudia con el maestro Roger Bissiere -discípulo de Georges Braque- en la Academia Ranson de París, y en 1934 expone en “El Ateneo de Madrid” – España, junto al escultor Artur Aldomà Puig.

Francia, España, Bélgica e Italia son los centros culturales en los cuales continuó su formación. De regreso a la Argentina participa en las muestras más importantes de los años 40, obteniendo a partir de entonces diversos premios tanto en pintura como en escultura, siendo invitado a exponer en diversos salones provinciales, nacionales e internacionales.


Fue profesor de dibujo y colorido por concurso en la Escuela de Bellas Artes de Córdoba y años más tarde fue su director (1958 a 1965).

Hacedor de cultura en Córdoba fundó el Museo Municipal Genaro Pérez durante la intendencia de Latella Frías. Buscó una casona ubicada en la calle Caseros 244, solicitó de sus amigos, de instituciones públicas y privadas donaciones de cuadros para la conformación del Museo.

Lo abrió al público con una muestra permanente de artistas del Siglo XIX, estaba destinado no sólo a exposiciones de los artistas locales y nacionales, sino también a conciertos, poesía, conferencias y otras actividades culturales realizadas en la época.

Director-fundador “Ad Honorem” durante más de una década, su gestión logró dotar al museo de un precioso patrimonio. En 1953 fue a Europa para perfeccionarse y enriquecerse con las últimas corrientes de vanguardia, viajó por París junto a Ernesto Farina, encomendado por el gobierno de Córdoba.

En constante cambio, el artista vigoroso y temperamental, poseedor de una limpia y a menudo hiriente franqueza, tuvo de amigos a grandes pintores, hoy consagrados en el plano nacional e internacional.

Roberto Juan Viola expuso durante cuarenta años de manera individual y colectiva en galerías, salones, museos y espacios públicos y privados, en el país y en el extranjero. Su mayor auge se focaliza en los años ‘50 y ’60, momento en que participa en el 1er.Salón IKA donde es Invitado Especial y obtiene el Primer Premio; asimismo participa en el Segundo y el Tercer Salón Ika; y es Invitado de Honor en el IV y V Salones IKA de Artes Visuales. Surante esr período también fue invitado a participar en premios de trascendencia nacional de la talla de Acquarone, Werthein , Palanza.

La variada producción artística de Viola, ha sido posteriormente poco difundida. Alguna de sus imágenes s acercan a aquellas consignas planteadas por la nueva figuración, donde la obra oscila entre dos corrientes artísticas: la figuración y la abstracción. Su obra es densa, fragmentada, deliberadamente incompleta, en cierto modo conlleva una premura intrínseca; como si el pintor la realizara contagiado por la velocidad del cambio que caracteriza a la época en la que trabajó.

Roberto Juan Viola falleció luego de una enfermedad el día 22 de diciembre de 1966, y sus restos descansan en las sierras de Córdoba.

 

Carlos Peiteado”

Obras de la colección del Museo. Curadores: Cristina Agüed, Omar Olivera, Alejandro Nazrala, Eduardo Livadioti.

Toda mi obra escultórica está basada en la figura humana, como medio de expresión plástica. Pero, la figura humana se fue sintetizando en los últimos años, con la finalidad de despojarla de una carnal superficie, desnudar sus huesos, tendones y músculos. Esto me permite hablar de la figura en sentido universal: la vida y la muerte, sin anécdotas superficiales y con gran respeto al hombre, en su vida cotidiana, su niñez, su adultez, su ancianidad.

Quiero lograr con el lenguaje plástico, un mensaje de quietud y vida y que la vida no esté representada por actitudes figurativas, que más que vida le otorgan a la obra la inmovilidad de la muerte. Una forma no necesariamente debe ser lectura fácil para su interpretación. Si ésta desea comunicar la vida o la muerte, debemos dejar que el actor visual descubra el por que de la existencia de la obra y le agregue su experiencia personal para comunicarse con su plasticidad y mensaje.

Una montaña es recordada por su altura, su color, por sus piedras y vegetación, por sus insectos, por sus arroyos o por sus ardientes areniscas, por su viento húmedo y por el perfume de sus yuyos frescos que hunden sus raíces entre las grietas húmedas. Así el hombre es recordado, como la naturaleza, por su obra y no por su apariencia carnal, que un día se seca y desaparece. El hombre debe ser recordado por su obra, que dice: transpiración, cansancio, ocio, esperanza, libertad y derecho a la vida”.

Carlos Peiteado

En la primera mitad del Siglo XX, se afirman los nuevos lenguajes estéticos de las vanguardias de principio de siglo: el lenguaje plástico se independiza del objeto representado, alejándose de sus estructuras tradicionales. Es un panorama rico y variado, con distintas expresiones artísticas, tanto figurativas como abstractas.

En Córdoba, durante los años ’30, se manifiesta un proceso de adaptación a estos cambios en las obras escultóricas. Es en este contexto en el cual Carlos Peiteado se aleja de la figura humana y la sintetiza para dar lugar a una obra contemporánea, en la cual la línea y la forma son utilizadas como medios de expresión independientes del modelo, modelo al cual se lo recrea con total libertad.

Esta muestra exhibe tres obras del artista, a través de ellas se evidencia el proceso creativo, donde el trabajo escultórico se apoya en la disciplina del dibujo.

La intención es que en la sala de exposición se manifieste la dualidad entre el dibujo y la escultura, a modo de integración. Si bien el dibujo es independiente, siempre hablando del mismo como disciplina, aquí le otorgamos otra mirada: la de estudio o boceto de obra intentando así acercarnos al proceso del escultor antes de brindarnos su obra ya materializada. Quienes se acerquen a esta muestra encontraran el proceso del escultor, en cuya órbita gravitan el talento y la interacción de procedimientos de trabajo.

Cristina Agüed, Omar Olivera, Alejandro Nazrala, Eduardo Livadioti

Carlos Peiteado nació en Córdoba en 1935. Se desempeñó como profesor titular de escultura en la Escuela Provincial de Bellas Artes de la ciudad de Córdoba. Fue titular de la Escuela de Artes de la Facultad de Filosofía y Humanidades, en la cátedra de Escultura.

A lo largo de su carreta recibe primeros premios y medallas de honor en los más prestigiosos salones de la República Argentina. En 1963, con un beca del Fondo Nacional de las Artes, realiza un perfeccionamiento en con el escultor Libero Badii. Diez años después, apoyado por el Fondo Nacional de Bellas Artes y el gobierno italiano, trabaja en Roma con el artista Emilio Greco. En 1974 recibe en Italia el Premio en Escultura de la Academia Nacional de Bellas Artes de Roma.

A comienzos de los ’80 realiza 52m de murales de cemento para la plaza España (Córdoba, Argentina). En 1989 obtuvo el Gran Premio de Honor en Escultura en el Salón Nacional de Artes Plásticas.
Los trabajos de Carlos Peiteado son patrimonio de museos e instituciones estatales y privadas del país y el exterior.

 


 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo INAUGURACION

Una respuesta a “OTRAS LECTURAS//MIRANDO LA COLECCIÓN

  1. Pingback: INAUGURACIÓN JUEVES 17 – 19:30HS « Museo Genaro Pérez