DANIEL SANTORO: Gabinete Abierto

Dibujos – Cuadernos de apuntes

Sobre el artista: Hijo de madre y madre calabreses, Daniel Santoro nació en Buenos Aires, barrio de Constitución, un año antes de la caída de Perón. No tuvo las vivencias de aquella época, pero creció en tiempos en que el debate sobre la década estaba a la orden del día. A comienzos de los ´70 ya estaba en la Escuela Nacional de Bellas Artes compartiendo sus inicios en el camino del arte con su militancia peronista. En 1982 ingresó en el taller de escenografía del Teatro Colón, haciendo una experiencia que sería fundamental, no sólo para su crecimiento artístico, sino también para ampliar su concepción del arte, que le permitirá posteriormente presentar distintos proyectos. Hacia finales de la década, viaja a Singapur junto a otros artistas, invitado por la Cancillería. Su serie “Gardel y los Samuráis” tuvo gran éxito, corroborado por las posteriores invitaciones para exponer en Oriente. Aquellos viajes disparan en el artista el deseo de aprender y luego plasmar la escritura china en su obra.

– Raúl Santana,

en “Santoro –  realidad, sueño y elegía”

Sobre la muestra: En esta oportunidad tendremos la posibilidad de acceder a una muestra que, conceptualmente, nos ofrece un conjunto de trabajos que representan un vuelta de tuerca sobre las permanentes inquietudes de Santoro: la mitología, que una y otra vez los argentinos producen al compás de sus avatares históricos (a la ya conocida sobre el peronismo suma ahora, con motivo del bicentenario, la cuestión de la civilización y barbarie). Lo hace apoyándose en dos grandes pilares interpretativos: la leyenda (con la correspondiente carga de ingenuidad) y la lectura crítica del discurso sociológico positivista que en más de una oportunidad derrapó en simple racismo.

En esta oportunidad, la muestra está compuesta exclusivamente por dibujos. Una parte corresponde a elaboraciones de gran tamaño, que no siempre han sido bocetos de pintura, con claro perfil narrativo. Sin embargo, muchas de ellas también rescatan las sutilezas del oficio, donde cierta referencia a la caligrafía no está ausente. Cabe recordar, en este punto, que Santoro es dueño de sólidos conocimientos del oficio, probado en trabajos como escenógrafo e ilustrador.

Paralelamente expondrá sus cuadernos de apuntes (que se esmera en distinguir de los llamados libros de artistas, pues en este caso el soporte no es sino eso, sin otra pretensión). Para mejor apreciarlos se contará con ayuda de un dispositivo electrónico que permitirá recorrer las páginas digitalmente.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo EVENTOS